8 abr. 2018

Sobrevivir a las mudanzas y a las astillas de plástico

Llevo unos días sin publicar en el blog, no es que haya decidido dejarlo, no, es que he estado de mudanza. Ha sido algo inesperado pero espero que beneficioso. Hacia tiempo que fantaseaba con la idea de cambiar y a veces el cambio viene a ti de manera obligatoria, aceptemoslo... Solo espero que sea para bien, echare de menos algunos amables vecinos (a alguna todo lo contrario) y las amabels cajeras del super del barrio. Los que estamos en este mundillo artístico y cultural acumulamos libros, revistas, cds y dvds, es nuestro tesoro, a parte claro esta de lo que producimos, sean ilustraciones, cuadros, esculturas. Nuestras mudanzas son un autentico caos de indecisiones sobre que llevarnos con nosotros y que dejar atrás, menos mal que a veces puedes regalar o reciclar...

Entre medias de ese jaleo, terminar un dibujo para un concurso y lidiar con unas astillas de plástico que me han provocado un dolor implacable en los dedos indices y meñique. Deciros que he probado casi de todo, pero que el plástico no reacciona a los remedios como lo haría una astilla de madera. Así pues me han tenido que hacer curas levantándome la piel, ya van 5 y aun no han salido todas. Y esto, cosas de la vida, me pasa cuando decido dibujar mis propias manos. Por si fuera poco, esta mañana, después de la cura de ayer, que pensé que seria la ultima, me vuelvo a clavar unas astillas en el mismo dedo meñique debajo de la uña, donde es mas doloroso y difícil de sacarlas. Me siento como dentro de un chiste malo de esos que te repiten una y otra vez.


Kurt Vile tiene un bonito tema para estas ocasiones: "Feel My Pain"

No hay comentarios:

Publicar un comentario